viernes, 28 de abril de 2017

#01 LOS HIJOS DE LA ATLÁNTIDA - LA PORTADA

Después de muchos meses de guardar en secreto algunos detalles de mi próxima publicación, ha llegado la hora de enseñaros el emboltorio de LOS HIJOS DE LA ATLÁNTIDA. Es una portada fantástica, sugerente y espero que atractiva para el gran público. Diseño de Isem Garcia Massana.



El próximo martes os mostraré el booktrailer promocional, que ya os aviso que viene con una banda sonora que pone los pelos de punta.

jueves, 20 de abril de 2017

LA PREVIA DE SANT JORDI




Sant Jordi es uno de esos días del año que todo escritor tiene marcado en rojo en su calendario, no en vano un alto porcentaje de la venta de libros se concentra ese día; además se convierte en un punto de encuentro entre autores y lectores. En mi caso, este día ha estado envuelto de magia desde mucho antes de que me tomara la escritura como una profesión. De hecho, siendo un enano de poco más de un metro, ya asomaba la nariz en las mesas de exposición de Rambla Catalunya o Paseo de Gracia. A mi memoria llegan imágenes imborrables de grandes autores a quienes podía ponerle cara ese día. Con once o doce años tuve la oportunidad de conocer a Joaquim Carbó, uno de los autores que más me impactaron durante mi iniciación a la lectura. Vi de cerca a primeros espadas como Terenci Moix, Manuel Vázquez Montalbán, Alberto Vázquez Figueroa o Michael Ende, que por esos tiempos causaba verdadero furor en el género juvenil.
Ahora que tengo la oportunidad de estar al otro lado de la mesa, que soy yo el que sostengo el bolígrafo en la mano y son los lectores los que curiosean mis libros, me apetece echar la vista atrás para no olvidar nunca que no ha sido fácil llegar hasta aquí. Me apetece hacer una buena cura de humildad porque es muy habitual caer en las tentaciones del que sostiene el bolígrafo. El ego de los escritores es muy peligroso y es mi obligación recordar de donde vengo; eso sí, con el orgullo de poder decirle a todo el mundo que he llegado a donde quería llegar. Y el camino que me queda por disfrutar…
Este año, Sant Jordi cae en domingo y, a pesar de que han contraprogramado un Madrid-Barça a última hora, promete ser uno de los días con más afluencia de gente, principalmente en Barcelona y, concretamente, en el centro de la ciudad. Tan bonita promete ser esta jornada, que me moría de ganas de estar presente en alguna de las librerías amigas, pero debo confesar que disfruto estando en ambos lados de la mesa, de modo que quiero dedicar una gran parte del día a pasear Rambla arriba, Rambla abajo y empapándome de esa magia a la que al principio refería. Estaré en la caseta de Alibri, situada en Rambla de Catalunya, entre Gran Vía y Diputación, de 12:00 a 13:00 y compartiendo mesa con Ian Gibson, Màrius Serra, Patxi López y otros buenos autores que no tengo el gusto de conocer. Valga también decir, que también estará con nosotros Vanesa Lorenzo, que supongo que atraerá a una gran cantidad de público. Iré con la segunda edición de La herencia de Jerusalén y la recién salida del horno edición en catalán. También firmaré ejemplares de La morada de Yahveh, y puestos a firmar, os puedo firmar hasta las camisetas.



Estos últimos días antes del día D resultan frenéticos para editores, distribuidores y libreros. Os puedo dar fe, que es bastante difícil hablar con los editores de proyectos más allá del 23 de abril, de modo que la semana que viene, el engranaje habitual del mundo editorial volverá a funcionar a su propio ritmo. Y también el mío.
La próxima semana será el momento de presentaros mi próximo trabajo: Los hijos de la Atlántida. Y lo haré a lo grande, con un booktrailer espectacular y unas portadas que son una verdadera maravilla. También os hablaré de eventos, presentaciones y muchas otras cositas que me muero de ganas de compartir con vosotros.  Hasta entonces, os emplazo a que me acompañéis el día de Sant Jordi, que estaré con mis criaturitas disfrutando del mejor día del año.

No quisiera acabar este post sin dedicarle unas líneas a mis editores de Ediciones Javisa23, por su compromiso, por su tesón y por apostar por mí siempre, por cuidarme y por trabajar a destajo para que yo siga consiguiendo mis sueños. Agradecerle también a AlfaOmega, la brillante distribución que han conseguido en pocas semanas y, cómo no, a los libreros que siguen apostando por mis obras, un año más; en especial a Alibri, por la silla que me ofrecen al otro lado de la mesa. 

jueves, 2 de marzo de 2017

EL PERFIL DE LOS LECTORES


Una de las principales inquietudes de los que nos dedicamos a escribir libros es identificar a nuestro nicho de lectores, descubrir a partir de qué imputs pueden llegar a leer nuestros libros y captar los gustos y rutinas de la gran mayoría de ellos. No en vano, y a pesar de que muchos autores afirman escribir para sí mismos, cuando creamos nuestras obras, lo estamos haciendo para un público que desconocemos. Habrá que conocerlo mejor, pues...

Partiendo de la base que nuestra obra tenga calidad, gancho comercial y una buena historia que además esté bien contada, no hay que olvidar que el factor suerte juega un papel fundamental dentro del mundo editorial y muchas obras -buenas o malas- se han convertido en superventas sin que ni siquiera sus editores supiesen que tecla mágica habían tocado. Guardado pues el factor suerte en un cajón, es el momento de averiguar quién nos lee, cuándo nos lee, qué les llama la atención de nuestros libros y dónde nos lee. Una portada sugerente y atractiva, una sinopsis que sepa poner la miel en los labios, un título impactante, un booktrailer, una buena reseña, la publicidad... Todos estos son factores que tienen muy en cuenta editores y escritores siguiendo los criterios que marca la lógica, pero... ¿es así? ¿Los lectores elegirán una de nuestras obras atraídos por todo ese merchandising? La respuesta no es ni sí ni no. Toda esta artillería de efectos comerciales ayudará a hacer más atractivo nuestro producto, pero debemos saber que los lectores escogen también bajo otras premisas.

Me remito a los datos del CIS, concretamente en el barómetro cultural de septiembre de 2016, para poner sobre la mesa algunos datos que todo aquel que esté en este mundillo debería saber. Un buen dato para empezar, es saber que la lectura es la segunda afición cultural preferida de los españoles, solo por detrás de la música y por encima del cine, pero no es el único; otro dato que llena de esperanza al mundo editorial es que un 28,6% de los españoles lee todos o casi todos los días y otro 14,6% lo hace una o dos veces por semana. También cabe decir, que el 35% de la población no nos leerá nunca ni por casualidad. Es el segmento de entre 30 y 50 años el más voraz, con una paridad parecida entre ambos sexos, aunque ligeramente superior el de las mujeres. Otra cuestión que hay que tener en cuenta son los hábitos de lectura. ¿Dónde leen y a qué horas? En ese sentido, el propio estudio del CIS recoge unos resultados que resultan obvios, pero quizás su porcentaje no tanto. El 89,80% lee en casa, de modo que se pone en cuestión la comodidad de otros formatos, como el eBook o el libro de bolsillo y solo el precio condicionaría la elección de estos.

En cuanto a los horarios preferidos de lectura, según se puede comprobar en las estadísticas de portales como Amazon o Casadellibro, los lectores suelen leer entre las 08:00 y las 09:30 de la mañana, entre las 18:00 y las 20:00 y entre las 23:00 y las 00:00; siendo la franja de la tarde la más activa, superando el umbral del 60%.

Una vez identificados los hábitos de los lectores, es conveniente investigar cuáles son sus preferencias en cuanto a temática. La categoría reina es la novela histórica (23,80%), además con una ventaja muy holgada con la segunda, la novela en general (19,50%). Resulta curioso que la novela sentimental o de amor solo cubre un nicho de demanda del 5,60% y las novelas de aventuras un 8,90%.

Y por último, es necesario saber bajo qué criterios escoge los libros el consumidor, que en el fondo es lo que más nos interesa. Lógicamente, el principal criterio, con un 60,70% es el propio del instinto de cada lector, un 26,50% escogen las lecturas por recomendación, por las opiniones en internet solo un 2,30%, por publicidad un 3,50%; y lo más curioso, por recomendación del librero, un bajísimo 1,70%. Barajadas estas cifras, queda demostrado que el envoltorio del libro y la temática juegan un papel muy importante, principalmente, en una sociedad impaciente y caprichosa donde la inmediatez juega un papel muy importante. Cabe añadir, que la gran mayoría, más de un 60%, escoge sus lecturas por su género o temática y otro 20% reconoce hacerlo por el nombre del autor.


Llegados a este punto, podemos concluir que el lector ideal es un hombre o mujer de entre 30 y 50 años, que les gusta la novela histórica, que leen en casa entre las seis y las ocho de la tarde, que suelen hacerlo dos o tres veces por semana y que mayoritariamente son soberanos a la hora de escoger sus lecturas.

lunes, 6 de febrero de 2017

PRÓXIMAS PUBLICACIONES


Llevaba ya mucho tiempo sin poneros al día de mis próximas publicaciones y, aunque todavía quedan algunos detalles que concretar, me moría de ganas de compartir con todos vosotros el estado de los nuevos  proyectos. Si os he de ser sincero, el año pasado fue bastante infructuoso e intenso, lleno de negociaciones, alguna decepción y muchas esperas, pero finalmente todo ha llegado a buen puerto y creo que ya es la hora de desvelaros alguna cosilla de lo que se avecina.

Hace tres meses, La herencia de Jerusalén llegó a la mágica cifra de 20000 lectores. Sí, todos vosotros, o algunos de vosotros, habéis hecho posible que mi primera novela alcanzase unas cifras de venta alucinantes. Llegar a tanto público empezando este camino desde la autoedición para culminarla a través de una editorial convencional, ha sido un periplo que no olvidaré jamás. Por este motivo, he preparado un vídeo de agradecimiento dedicado a todos vosotros, mis lectores.




A veces tengo la sensación de que esta novela está tocada por una varita mágica que no cesa de concederme todos los deseos que le pido y de sorprenderme con nuevas e inmejorables noticias. En este 2017 siguen las sorpresas y las novedades, y yo encantado de podéroslas explicar. Así que, allá voy... Ya es oficial que la edición en catalán saldrá en edición especial de tapa blanda antes de Sant Jordi y espero estar ese día en las calles para compartir ese momento con todos vosotros. Espero poderos dar más detalles en fechas venideras, en cuanto resuelva un par o tres de flecos que están todavía en el aire.


Pero este año me depara muchas más sorpresas y, espero que también muchos éxitos gracias a vuestro apoyo y complicidad. Todo tiene que empezar el 7 de junio, de modo que ya está en marcha la cuenta atrás para que vea la luz Los hijos de la Atlántida, una novela histórica en la que pretendo proponer una visión terrenal de la religión y de los dioses que adoran, todavía hoy, las diferentes confesiones del mundo. En ella hay sitio para la tragedia, la esperanza, el amor y la magia; todo ello en un cóctel bien agitado y repleto de sentimientos y sensaciones. Ediciones Javisa23 lanzará la edición en castellano y Columna Edicions, de Grup62, lo hará con la edición en catalán. Saldrá veraniega y elegante, con tapa dura y sobrecubierta y una portada impresionante que todavía no os puedo mostrar. Así pues, si no sabíais cuál sería vuestra lectura este verano, recordad que tenéis una cita con Los hijos de la Atlántida.


Quedan 121 días.

miércoles, 25 de enero de 2017

LIBROS QUE VOY LEYENDO: EL CRÁNEO DE BALBOA



Varias personas me habían hablado del estilo narrativo de Rafael R Costa y siempre para contarme maravillas de su manera de describir a sus personajes, los espacios y los sentimientos. Con un montón de lecturas acumuladas desde hacía tiempo, quiso el azar que me tropezara con esta novela para desvirgarme en un estilo que me adjudico bautizar como el "costismo". Si precisamente el caprichoso destino es el eje principal de la novela "El cráneo de Balboa", también lo fue que antepusiera lecturas atrasadas para zambullirme en ella. Y lo explico: hará unos meses, publiqué en mi blog un breve artículo, que bajo el título Latraición de Francisco Pizarro, explicaba una conspiración organizada por la propia Corona para acabar con la vida de Núñez de Balboa. En mis explicaciones no incluí un hecho, ahora anecdótico, que rápidamente me apuntó Rafael R. Costa. Me explicó que, tras la ejecución, decapitaron al ilustre navegante y a tres de sus hombres de confianza y sus cabezas fueron empaladas para hacer todavía mayor escarnio de la matanza. La anécdota es que el cráneo de Balboa desapareció y nunca fue hallado.

La novela, ambientada en los primeros años del siglo XX, narra la historia de un prometedor médico madrileño que ve truncada su carrera por un hecho trágico que le obliga a viajar a Panamá para cambiar trajes, perfumes y sus copas de coñac por pantalones remangados, barro y cuencos de chicha. Allí vivirá un infierno y se sumirá en mil y una calamidades; sujetado casi siempre, por los azares del destino. No quiero entrar en demasiados detalles argumentales pero sí me gustaría explicar que el hallazgo de esa reliquia bien podría ser una alegoría a lo que los indianos llamaban "ir a hacer fortuna".

Si bien el argumento está bien hilvanado y su desenlace se va deshilachando sin caer en la precipitación, lo que más quisiera destacar, y que refiere al "costismo", es la increíble capacidad léxica del autor y, sobre todo, la facilidad para comparar cada escenario, cada sentimiento y cada situación, con nexos gramaticales incontestables. De la narración hace verso, a veces hiperbólico, que irá a gustos, pero que a mí me ha agradado. Entendería que un editor, quizás podría decir que ese virtuosismo léxico puede entorpeces el ritmo de la historia, o que usa en exceso el recurso metafórico de todo lo que narra, pero entonces nos estaríamos perdiendo ese galope desbocado de palabras que le otorgan a Rafael R. Costa ese estilo propio del que tanto me habían hablado.

Otro elemento a destacar, y a los que nos gusta la Historia lo agradecemos, es el enorme esfuerzo de documentación que lleva detrás esta novela, no solo por el contexto histórico de dos países diferentes, inclusive también, el de culturas menores, aquellas que no suelen figurar en los libros de Historia. Además, aunque muchas veces se piense que el proceso de documentación se limita a conocer acontecimientos pasados y los nombres de quienes intervinieron en ellos, hay mucho más que eso y esta novela también los contiene. El autor detalla magistralmente procedimientos médicos según técnicas de la época, tiene en cuenta el valor de las cosas, los sueldos que se manejaban, las vestimentas, los peinados, los hablares y el argot de cada personaje, además de infinidad de detalles que aportan muchísima credibilidad a lo que uno está leyendo.

Pocos "peros" tiene a mencionar y casi todos dispuestos a la objetividad de cada lector. Para mi gusto, me ha sobrado algún "te quiero" y unos meses de plantar raíles; quizás sin ellos sería más fluida la parte central de la novela, aunque es solo una apreciación muy personal y, en consecuencia, discutible.


miércoles, 11 de enero de 2017

EL VISIONARIO JULES VERNE




Uno de mis autores preferidos de mi juventud, por su manera de dar credibilidad a hechos inexplicables y hacerlo con todo lujo de detalles, fue Jules Verne. Indiscutiblemente es el padre de la ciencia ficción y uno de los exponentes de la novela de aventuras del siglo XIX. Todas sus obras son universales y de obligatoria lectura, pese a que haya transcurrido siglo y medio. Sin duda, fue un hombre avanzado a su tiempo, quizá un precursor o un guía para la ciencia. En cierto modo, visto en perspectiva, no era tan descabellado pensar que un día el hombre sería capaz de surcar los mares de forma submarina o, incluso, que podría viajar al espacio; de hecho, Verne fue coetáneo de una época donde la ciencia dio un paso hacia adelante. No obstante, lo que resulta intrigante es la capacidad de detallar en sus relatos algunas de las características técnicas de las naves o, incluso, vaticinar prácticamente los nombres de los tripulantes del Apolo VIII.

El autor francés escribió Alrededor de la Luna entre 1868 y 1869, pero lo verdaderamente curioso es que, exactamente 100 años más tarde, en 1968, el Apolo VIII orbitaba alrededor de la luna tal como explicaba en su novela y al año siguiente, el hombre la pisaba. Un siglo exacto separa el relato de la consecución. Sí, resulta curioso y deberíamos tomárnoslo como una anécdota o un capricho de Doña Casualidad. Lo haríamos si esta fuese la única coincidencia, pero no lo es.

La novela explicaba que la primera nave tripulada salía desde un punto de la costa de Florida bajo bandera norteamericana y, de hecho así sucedió. La NASA estableció como base de lanzamiento Cabo Cañaveral. La novela explicaba también que la nave estaría tripulada por tres astronautas, hecho que también acertó; pero cuidado: recordemos los nombres de los tripulantes que orbitaron la luna en la novela de Verne, los bautizó como Nichol, Barbicane y Ardan. Lo más increíble de todo es que quienes viajaron en esa misión fueron Novell, Borman y Anders; nombres con las mismas iniciales.

Luego hay detalles técnicos también coincidentes, algunos de ellos con escasa relevancia literaria, pero que se ajustaron a lo que luego fue la realidad. Verne describió la nave circunlunar al detalle, recreándose incluso en su masa, también coincidente, y acertando de pleno en las dimensiones del cilindro del Columbia del Apolo XI.

Por cierto, ya que referimos al módulo de mando al que la NASA bautizó como Columbia, cabe recordar que Verne bautizó al cañón que impulsó la nave con el nombre de Columbiad. Quizás eso fue un guiño de la propia Agencia Espacial, quién sabe... Sin embargo, resulta muy, pero que muy curioso.

Por si todo esto no fuese suficiente, la nave de Verne fue lanzada desde una latitud norte de 27 grados, siete minutos y una longitud oeste de 82 grados y nueve minutos. El viaje se completó tras 242 horas y 31 minutos de travesía, incluidas las 48 orbitando en la luna. La nave cayó en aguas del Pacífico a 20 grados y 7 minutos de latitud Norte y 118 grados y 39 minutos de latitud Oeste. Si analizamos los datos reales de la expedición, las coordenadas son prácticamente exactas: salida desde latitud 28 grados y 27 minutos Norte y longitud Oeste de 80 grados y 36 minutos (apenas 200 Kms. de diferencia con la novela).  El viaje espacial duró 127 horas y un minuto, pero con la salvedad de que solo orbitó 20 horas.

Otro dato relevante es que Verne estimó una velocidad de escape gravitatoria de 11000 metros por segundo, que también lo considero un aporte literario de poco interés, a no ser que la realidad nos confirme que el Apolo lo hizo a 10830 metros por segundo.

La novela especifica muchos otros detalles igual de sorprendentes por su coincidencia, como por ejemplo el efecto de la ingravidez, nombres de los responsables en tierra de la operación o de los mecanismos de navegación de la nave de observación.

Y es que la vida y obras de Jules Verne está plagada de misterios y secretos. Muchos de ellos han ido adquiriendo relevancia al transcurrir el tiempo, al encontrar evidentes coincidencias con la realidad en el contenido de sus novelas.


Merece capítulo aparte, y dedicaré un nuevo post a ello, una sociedad secreta, vinculada a los Iluminados de Baviera, que era conocida como La sociedad de la niebla y cuyo miembro activo de ella fue el propio Jules Verne.

martes, 13 de diciembre de 2016

QUIÉN VENDE NUESTROS LIBROS




No estoy diciendo nada nuevo si afirmo que el mundo editorial está cambiando a pasos agigantados y que los roles de los implicados en la venta de un libro se han ido transformando. Parece claro que el autor debe saber mostrarse más que hace unos años y que su actividad en la promoción de sus obras se convierte en un factor innegociable. En el fondo, el primer interesado en que un libro se venda debería ser el propio autor y por ese motivo, entiendo que es vital que se encargue de mover algunos hilos de la marioneta porque, de lo contrario, ya podemos cerrar el teatrillo.
En ese sentido, las editoriales encuentran en el autor a un aliado perfecto para la promoción de sus títulos. Barato y comprometido, claro que sí. De hecho, casi todas las editoriales se fijan en la actividad y el impacto de sus autores en redes sociales y en los medios de comunicación; e incluso, de manera velada, nos sugieren que tengamos esa proactividad. De hecho, el autor de hoy en día difiere mucho de aquellos que incluso se permitían enviar a la mierda a sus lectores. Pero que un autor tenga buena mano a la hora de venderse no quiere decir que las editoriales no deban poner en marcha el mismo engranaje con el que han hecho mover sus maquinarias durante décadas. Aunque la vida de una publicación sea mucho más efímera de lo deseable, durante esos tres o cuatro meses de gracia, las editoriales deben luchar por cada uno de sus títulos con independencia de la actividad paralela que aporte el autor. No todos tendremos la portada de nuestros libros en el lateral de un autobús, ni en una cuña radiofónica, ni en un anuncio de televisión... Es de sentido común que las grandes inversiones se hagan con aquellos que sus ventas tendrán el retorno económico correspondiente, pero para los demás, los editores deben seguir ofreciendo librerías donde firmar, ferias del libro donde asistir y eventos literarios que encajen con la temática de cada libro. Es importante que se establezcan vínculos con clubs de lectura, con bloggeros, youtubers y con emisoras de radio -por pequeñas que sean-. Y es que los autores, con independencia de lo poco o mucho que vendamos, necesitamos sentirnos acompañados en nuestros proyectos. Una manía que tenemos, oiga...
Escribir es una actividad muy solitaria. Y no me refiero únicamente a teclear delante de un monitor, hay que acordarse de la fase de documentación, de los momentos de reflexión, de la composición de la trama o de las tediosas correcciones. Luego nos llega una etapa de absoluta incomprensión, la que transcurre mientras esperamos noticias de las editoriales. Son procesos que suelen abarcar meses e incluso años, pendientes de una llamada o de un correo electrónico que tarda en llegar mucho más de lo que somos capaces de comprender. Soledad, soledad y más soledad... Y cuando llega el momento de publicar, uno tiene ganas de dejarse de sentir como un anacoreta en el desierto y necesitamos que alguien nos acompañe en el final de la travesía para llegar juntos a ese puerto llamado éxito.

Me niego a creer que el distribuidor sea un mero transportista, que el agente literario sea un gestor, que la editorial sea una imprenta y que los libreros sean unos simples tenderos. Todos los que formamos parte de este maravilloso mundo de locos acabaremos comiendo de la misma mesa, aunque algunos tengamos que conformarnos con la parte más pequeña del yantar; y digo yo, que saciar la hambruna de estos tiempos de vacas flacas es motivo suficiente como para que todos pongamos mucho más de nuestra parte.

martes, 22 de noviembre de 2016

ENIGMAS DE LA HUMANIDAD

  
Muchas veces nos hemos preguntado qué ocurrió hace aproximadamente 4500 años, cuál fue el detonante para que el hombre diese un salto evolutivo tan importante como para que desarrollase habilidades agrícolas avanzadas, perfeccionase el pasto y la trashumancia del ganado o que construyese una serie de edificaciones y monumentos megalíticos, muchos de los cuales siguen hoy en pie. No sería descartable que fuese producto de una revolución tecnológica espontánea parecida a la que hemos vivido durante los últimos cincuenta años, pero también deberíamos contemplar que alguna inteligencia superior interviniese nuestros conocimientos; dígase esta Dioses o extraterrestres.
Es posible que no sepamos nunca qué ocurrió, quién nos ayudó y por qué el hombre empezó agruparse en civilizaciones modernas y a construir monumentos de arquitectura avanzada. En ese sentido, forman parte de los enigmas de la humanidad las intrigantes pinturas rupestres del Tassili N'Ajjer, el asentamiento urbano de Mohenjo Daro en tierras de Pakistán, las pirámides de Giza, las enigmáticas Líneas de Nazca al sur de Perú, el Machu Picchu o la Isla de Pascua. Toda la tecnológica y la magia que rodean estas enigmáticas ubicaciones podrían proceder de una inteligencia que intervino nuestra lenta evolución natural.
Si todo este misterio no fuese suficiente, haremos un experimento matemático que añade todavía más enigmas a todas esas localizaciones.
En el Golfo de Guinea, al oeste del continente africano, encontramos el punto de intersección geográfica; o lo que es lo mismo, el punto exacto en que confluyen el Meridiano de Greenwich y el Ecuador terrestre. Este es geográficamente, el centro del planeta Tierra.
Ahora bien...
¿Qué ocurriría si trazáramos una circunferencia en la tierra que abarcase 40.000 Km de superficie partiendo desde esa intersección?
Pues ocurriría que esa circunferencia cruzaría exactamente por Tassili N'Ajjer, Mohenjo Daro, Giza, Nazca, Machu Picchu y la Isla de Pascua.



Llegados a este punto, aunque la Ciencia insista en sostener que todas estas culturas jamás tuvieron relación entre sí, este curioso alineamiento circular podría indicar todo lo contrario.
Pero posiblemente, nunca lleguemos a saberlo con certeza.


jueves, 3 de noviembre de 2016

LA MATANZA DE LOS SANTOS INOCENTES


"La masacre de los inocentes" - Lienzo de Nicolás Poussin


Uno de esos episodios cuestionables que forman parte del Nuevo Testamento es la supuesta matanza que ordenó Herodes El Grande tras el nacimiento de Jesús de Nazaret. Y digo "supuesta" porque existen muchas inconsistencias históricas para creer en su veracidad, aunque conociendo el historial sanguinario del entonces rey de Judea, algo sí podría haber sucedido. A nadie escapa que Herodes era una persona con un temor patológico a perder su poder y eso le llevó a asesinar a diferentes miembros de su propia familia, incluidos tres de sus hijos, pero también hay que tener en consideración de que era un regente que no cayó en gracia a nadie. Desde su coronación, estuvo cuestionado por las tres principales sectas religiosas hebreas (fariseos, saduceos y esenios), que no quisieron reconocer su privilegio de rey por considerarlo extranjero y ser fruto de una madre árabe, pese a que está del todo comprobado que descendía de linaje semita. La animadversión de los judíos hacia Herodes fue tal, que incluso se llegaron a explicar episodios de él que, con el tiempo, han resultado ser falsos.
Una de las cosas que hacen dudar de su veracidad es que este suceso solo aparece explicado en el Evangelio de Mateo, mas no en el resto de textos y, si ya de por sí, los pasajes del Nuevo Testamento deben ser interpretados teniendo en cuenta las continuas censuras, parece extraño que solo uno de los escribas oficiales haga referencia de ello. Tampoco se menciona en ningún otro evangelio apócrifo ni tampoco en otros textos de cronistas del periodo en cuestión, ni tan solo de Flavio Josefo, el principal historiador de la época y quien solía alimentar en todos sus textos la leyenda negra del propio Herodes. De este modo, siendo conocida la animadversión que Flavio Josefo tenía hacia el rey de Judea, resulta extraño que pasase por alto un crimen de tal magnitud.
Otro dato cuestionable refiere a la cantidad de infantes que murieron en esa matanza. La versión más fiable habla de entre 20 y 40 criaturas menores de dos años, pero la liturgia bizantina de la Iglesia Ortodoxa habla de 14000 muertos y la Iglesia siria afirma que fueron más de 64000. En este sentido, hay que tener en cuenta que estamos hablando del siglo I, donde las aldeas no estaban especialmente pobladas; de hecho se estima que en esa época la población de Belén no era superior a las 500 o 600 personas. Esta cifra no solo pone en evidencia algunas de las versiones más tardías, además pone en entredicho el acontecimiento en sí.

Si todos estos datos no fuesen todavía suficientes, cabe recordar que según el evangelista, fueron los tres Reyes Magos de Oriente quien le revelaron a Herodes el nacimiento del profetizado rey de los judíos en la ciudad de Belén, los mismos que la noche antes llenaban de dádivas al recién nacido. 

martes, 25 de octubre de 2016

EL PRIMER ATAQUE KAMIKAZE




25 de octubre de 1944. Tal día como hoy de hace 72 años, los nipones introdujeron un revolucionario método bélico: los ataques Kamikaze, que lo tradujeron como "viento divino". La Armada Imperial Japonesa pensó que una manera infalible de atacar al enemigo era crear una unidad especial que tuviese como objetivo impactar de manera certera allí donde el daño fuese mayor aunque eso implicase perder una unidad de batalla. Pusieron en práctica este ataque por primera vez durante la Batalla del Golfo de Leyte, en el archipiélago filipino. En la primera acometida, aprovechando el desconcierto de la marina norteamericana, la escuadra suicida consiguió hundir a un todopedoroso portaviones que tenía como objetivo conquistar las Islas Marianas.



El ataque Kamikaze supuso un antes y un después en lo que refiere a las tácticas de guerra, aunque con el tiempo, su efectividad quedó en entredicho puesto que los más de cinco mil pilotos Kamikaze que murieron haciendo estrellar sus aparatos contra objetivos enemigos provocaron el hundimiento de no más de treinta y cuatro buques y la muerte de apenas tres mil soldados estadounidenses y británicos.

El 15 de agosto de 1945, tras el anuncio oficial del Emperador en el que comunicaba la rendición, el vicealmirante Onishi, creador de la Unidad Especial Kamikace, se quitó la vida en un ritual harakiri. 

lunes, 3 de octubre de 2016

LA MUERTE DE HIPATIA DE ALEJANDRIA


Hipatia o Hypatía, nacida en Alejandría en una fecha entre el 355 y el 370 fue una mujer adelantada a su tiempo, no solo por destacar en los campos de la filosofía, las matemáticas o la astronomía; además ejerció de todo ello como abanderada y manifestando abiertamente que se negaba a convertirse al cristianismo.
Dedicó gran parte de su vida a los estudios lógicos y las ciencias exactas, siendo una destacada alumna neoplatónica y seguidora incondicional de los estudios astronómicos de Teón, su padre. Aprovechó todos estos conocimientos para ejercer de maestra en una selecta escuela alejandrina. Allí compartió sus conocimientos y sus enseñanzas llegaron a las seseras de aristócratas, cristianos y paganos, escribió sobre astronomía, geometría y álgebra, ideó el primer astrolabio moderno y también diseñó el primer densímetro del que se tienen referencias. Lo cierto es que pocas mujeres en esa época gozaban de tanta influencia y ostentaban semejante sabiduría en una Alejandría en la que el papel de la mujer estaba en un segundo plano.
Pese a que Hipatia tenía excelentes relaciones con las principales autoridades de los diferentes abanicos sociales de aquel entonces, desgraciadamente se vio envuelta en una espiral conspiratoria que la puso en el punto de mira. La corriente cristiana, cada vez más numerosa y beligerante, emprendió una dura cruzada contra el paganismo y, en especial, hacia el neoplatonismo, encabezado por la propia Hipatia. Además, querían dar un golpe de efecto a Orestes, Perfecto Imperial de Alejandría y amigo íntimo de nuestra desdichada protagonista.

En marzo del año 415, Hipatia fue secuestrada al oscurecer, despojada de su ropa y expuesta a sacrificio en el altar mayor del templo de Cesáreo. Allí la torturaron con sadismo, cortando su piel con el filo de una concha marina y la apalearon hasta acabar con su vida. Luego, desmembraron su cuerpo y se llevaron sus restos hasta Cinarón, donde prendieron una pira y la quemaron.

viernes, 16 de septiembre de 2016

SEPTIEMBRE DE NOVEDADES


Empezamos septiembre y lo hacemos cargados de buenas noticias. Los amigos de Javisa23 han decidido poner a la venta un pack de La morada de los testimonios, que incluye La herencia de Jerusalén y la Morada de Yahveh con una caja pack de lo más cool. Es una edición limitada, pero vale la pena ver toda la saga en el mismo estuche.

Además, para los amantes de las ediciones de bolsillo tengo buenas noticias. Desde ya tenemos disponible la saga en formato pocket, para deleite de los lectores de metro y autobús. Me encantará verte en uno de esos vagones con alguna de las novelas de la saga. ¡A disfrutarlos!

Ambos productos los podéis encontrar en Amazon, en la web de la editorial y, como siempre, pidiéndolos a tu librero habitual.

Muy pronto os anunciaré alguna cosa de mi nueva novela, que ya avanzo que debería salir en junio del 2017 y algunos detalles de lo que estoy preparando para el año siguiente, además de muchos más proyectos que están en fase embrionaria. Eso será en octubre. Y la semana que viene, ya dentro de la normalidad post-vacacional, un artículo histórico que creo que os gustará.


Hasta entonces, buenas lecturas a todos.

viernes, 26 de agosto de 2016

LIBROS QUE VOY LEYENDO - EL TALISMÁN DE LOS ESPEJOS


EL TALISMÁN DE LOS ESPEJOS

Me llevo una extraordinaria experiencia tras leerme, en poco más de dos días, esta fantástica novela de Juanjo Díaz Tubert. Vaya por delante que durante las primeras páginas me sorprendió su estilo narrativo, tan peculiar como sublime; pero es justamente ese estilo lo que me ha cautivado como hacía mucho tiempo que no me sucedía con ninguna lectura. Hay que entender esa manera de narrar y aplaudirla por lo bien que congenia con la trama y con la idiosincrasia del protagonista. Humor, ironía, tragedia y cinismo a partes iguales al puro estilo berlanguiano. No digo más...

En cuanto al contenido, el autor nos muestra magistralmente nuestra tragedia más cotidiana e hilarante a través del viaje de Julián, quien recorre una España caótica y fracturada, mientras echa la vista atrás para ilustrarnos sobre detalles de nuestra crónica reciente más funesta: la Guerra Civil.


Los recuerdos de esa época, narrados al detalle por algunos de los personajes, mantienen la tensión y estremecen por su naturaleza sin necesidad de mostrar carnaza gratuita. Un diez en el proceso de documentación y en la integración de los acontecimientos históricos a una novela contemporánea. Sencillamente magistral.

Los personajes son deliciosos e igual de caóticos que el escenario por el que se mueven, aunque es Julián, el protagonista de todo esto, con su sencillez y sus emociones el que me ha cautivado por completo.

Sencillamente genial. De lectura obligada.

Juanjo Díaz Tubert



lunes, 22 de agosto de 2016

LIBROS QUE VOY LEYENDO - AGOSTO 2016


Después de una buena temporada sin lecturas recreativas, este verano me he puesto un poco al día y le he echado mano a alguno de los libros que han caído en mis manos durante el año. Empecé con Leyendas de Tartessos de Manuel Pimentel, que me regaló mi amiga Núria hace unos meses y, la verdad, me esperaba encontrar mucha chicha en él. A fe que no me ha decepcionado y pude satisfacer mis deseos.


Leyendas de Tartessos tiene un punto mágico que se amalgama con la leyenda de un reino del que existe muy poco testimonio, la mitología y la historia. Bien narrado y muy bien documentado, el libro se compone de media docena de relatos novelados que ilustran diferentes etapas tartésicas, rellenando con ficción o leyenda -a gusto del consumidor- algunos de los hechos históricos de lo que fue una de las primeras civilizaciones avanzadas de Occidente. Buena lectura y recomendada.





También cayó durante estos días de vacaciones La vidente de la luna llena de Isabel del Río. Era una de las adquisiciones de Sant Jordi y me apetecía dar un paseo por la Barcelona mágica con un thriller ligero. La leí en catalán, pero la podéis encontrar también en castellano.

Con Isabel del Río el día de Sant Jordi


La vidente de la luna llena se lee en dos sentadas, de hecho me lo zampé en cuatro o cinco días, mientras disfrutaba de unas mini-vacaciones en el Pirineo. Es una novela deliciosa con intriga desde la primera página, ligera y bien escrita, con un estilo muy directo y cercano. La trama está muy bien trazada, con un hilo conductor muy original, el de las cartas del tarot, que se convierten en pistas, por un lado vitales para la protagonista, pero a la vez, necesarias para el desarrollo de la historia. Aunque tiene buenos personajes, todos ellos con cierto peso específico, es una novela armada básicamente por su actor principal, Laia, una doctora con un pasado familiar oscuro. Muy bien diseñada, por cierto. Para los que somos de Barcelona y ya tenemos algunos años, advertir que se hace especialmente goloso conocer alguna cosilla más de algunos escenarios de la ciudad, muchos de ellos mágicos. Muy recomendable.


martes, 26 de julio de 2016

LA TRAICIÓN DE FRANCISCO PIZARRO


Cuentan las crónicas de la época que Vasco Núñez de Balboa, uno de los grandes conquistadores españoles del siglo XVI fue ejecutado por traición a la Corona, aunque se desconocen los detalles exactos de este delito. Si bien es cierto que el navegante había sabido conciliar las hostilidades con los indígenas del Nuevo Mundo deponiendo la violencia y llegando a acuerdos comerciales con ellos, no parece que sea motivo suficiente como para ser considerado un traidor.
Antes del fatídico episodio, era notorio que sus métodos y sus exigencias no eran del todo bien vistos por la Corona. Su carácter rebelde e indómito llegó hasta las más altas instancias, que nombraron nuevo gobernador de Darien (Panamá) a Don Pedro Árias Dávila, quien supervisaría las nuevas rutas por América y se cuidaría de observar de cerca las políticas de Núñez de Balboa. Aún y así, el conquistador seguía siendo respetado y administraba diferentes ciudades de las nuevas tierras.
En 1518, Núñez de Balboa preparó la expedición a Birú (actual Perú) con la intención de convertirse en el principal conquistador de la historia y pidió una ingente estructura de seis naves y doscientos hombres para llevarla a cabo, además del pago de las regalías por llevar a cabo la expedición. Quiso que fuese Francisco Pizarro, con quien había participado años antes en el descubrimiento del Mar del Sur, su lugarteniente para tal misión y en él confió para tratar con el nuevo gobernador la obtención de los recursos que había previsto para el viaje.
Ya en enero de 1519, Núñez de Balboa es citado en Acla (Panamá) para reunirse con el gobernador y cobrar lo acordado, pero a su llegada a la comandancia se encuentra con Francisco Pizarro, quien armado y con un buen grupo de hombres arresta al afamado conquistador por orden expresa del propio Pedro Árias Dávila, acusado de alta traición. Días más tarde, Núñez de Balboa fue ejecutado.

La gran expedición quedó más tarde en la gloria de Francisco Pizarro, de quien se dice que pudo haber traicionado a Núñez de Balboa a cambio de serle otorgada la alcaldía de Panamá y el favor de encomendero de la Corona.